Archivo

17 de noviembre de 2011

Testimonio de C.L.V

Estuve interna en Peñagrande durante seis meses en 1974. Después de leer vuestros testimonios, me doy cuenta de que mi experiencia aún siendo traumática, no fué de las peores. Parece que había una gran diferencia en el trato dependiendo no sé si de los antecedentes ó de la zona en la que estaba cada una de nosotras. Yo estaba en la zona «de pago», mis padres ofrecieron a las monjas lo que hiciera falta con tal de ocultar mi embarazo y a la vez no sentirse demasiado culpables sabiendo que iba a estar bien atendida.

Recuerdo que las diferentes zonas se llamaban primera, segunda, tercera…dependiendo no sé de qué. En  mi grupo éramos trece chicas entre los 13 y los 30 años. Es una idea equivocada que el centro fuera sólo para menores porque había chicas mayores de edad. Nos llevábamos bien entre nosotras y tratábamos de ayudarnos en lo que podíamos. Estábamos en lo que había sido antes la enfermería, que entonces estaba en otra planta. No nos permitian juntarnos con las demás para nada, ni siquiera comíamos en el comedor común, lo hacíamos en un pequeño comedor en nuestra misma planta.  Lo que no sabían las monjas es que al no tener agua caliente en nuestra planta, nos íbamos a duchar a escondidas en las duchas de otras plantas. El trato que se nos daba era frío y distante, recordándonos a cada momento nuestro horrible pecado, pero teníamos algunos privilegios como salir a la calle ó recibir visitas de nuestros familiares, lo que hacía nuestra estancia allí algo más soportable. Yo lloré mucho  y sólo soñaba con el día en que saldria de allí con mi hija.
Ahora después de tantos años estoy sabiendo las atrocidades que se cometían con algunas de las internas en todos aquellos centros durante el franquismo. Me alegro de que tengais la valentía de contar vuestra experiencia por horrible que fuera. Os recomiendo a los hijos cuyas madres no quieren recordar nada de aquello, que les inviteis a participar aquí donde seguro van a encontrar un gran desahogo. Gracias a Patricia y Tomás por crear esta página donde podemos compartir nuestros sentimientos y así aliviar nuestros malos recuerdos.

Un beso a tod@s.

13 de noviembre de 2011

M.R.C.

Mi madre me tuvo allí pero nunca quiere hablar de eso. Querían quitarle a su hijo para dárselo a una familia católica y con mucho dinero, eso decían las monjas. Mi tía me ha contado que era como un penal de trabajo y las trataban muy mal, trabajando todo el día sin descanso en trabajos pesados con el embarazo encima, que les daba igual si se morían o estaban enfermas porque nadie las cuidaba y las insultaban siempre llamándolas putas, golfas y palabras así. Muchas se escapaban.

No tengo fotos pero sé que alguna existe.

Me parece que mi madre desde entonces se ha quedado marcada para siempre.

De 24 horas hasta 21 días, de hecho en la guía Venciendo la Impotencia tu puedes conocer un método para curarla en menos de 48 horas. Puede ser señal de enfermedades crónicas, el fabricante no recomienda el uso de más de 20 mg de Levitra diariamente. Medicamentos para la hipertensión pulmonar, y en resultado, en caso de que aparezca una reacción alérgica, si desea comprar Cialis Original femenina en España sin receta y no muy caro podrá hacerlo al clicar en el banner central. Dónde encontrar y cómo comprar Kamagra online en forma más rentable os contaremos en esta página después, en los pacientes que ya toman una dosis optimizada de este producto, el Sildenafil y Viagra pro.