11 de mayo de 2011

M.I.F.

Allí lo pasé muy mal,por eso prefiero no entrar en detalles. Yo no tenia mucho carácter y en Peñagrande solo sobrevivían las internas con personalidad.

Me llevaron a trabajar recogiendo patatas todo el día y no me pagaron nunca un duro, se quedaban mi sueldo y pasaba muchísima hambre porqué no me daban casi ni comida. Yo hacía lo que me decían  por temor a las monjas, lo viví todo con mucho miedo porqué era imposible defenderse. Recuerdo como una compañera se desmayó de lo mucho que la obligaban a trabajar a pesar de su estado.

Cuando tuve a mi hija,en 1971, casi me vuelvo loca del miedo y de la pena.

Comentarios

1 de mayo de 2012 a las 16:53
menchu

yo te apollo porque yo tuve a mi hijo en el año 83 y todo era igual como tu lo cuentas ami no me ayudaron cuando nacio mi hijo el dia 26 de este mes estibe el antena3 en el prograna de espejo publico y veras como redacto todo l que yo pase aqui tienes una amiga para lo que necesites en facebook me buscas carmen torres flores ese es mi facebook un saludo

Hacer un comentario: