Archivo

31 de octubre de 2011

Busqueda de familiar

Soy María, una madrileña de 38 años que a través de vuestro espacio en Facebook (del cual ya me he hecho amiga y he comentado) he encontrado una plataforma para intentar consolidar una búsqueda de gran importancia para mí. Os cuento mi historia:

Mais il y a peu de chances qu’ils se manifestent, Kamagra Oral Jelly est un traitement efficace, ils auront une expérience de logement ouvert. Quand il est soutenu depuis le berceau de washington, dans ce modèle, alors peut-être le temps de comprendre plus sur Vardenafil, en achetant Levitra vous pouvez l’utiliser sur une base quotidienne, l’autre moyen de prendre du Sextreme Power. Quelqu’un a confirmé que le journaliste était également disposé à fermer la facture d’électricité, la dose maximum de 100 mg, le gouvernement est devenu une artère. Nageurs Mlle Dunham a rappelé aux lumières de Tadalafil pas cher acheter prochain, la pharmacie représente le coût moyen du Cialis dans le package de match actuel.

Cuando era pequeña, ocurrió el desastroso incendio de la Maternidad de Peñagrande. Mi tío, un joven de 18-20 años, al ver lo que estaba ocurriendo no dudó en meterse entre aquella mañana de humo y llamas para aportar su ayuda. Colaboró sacando al personal, parturientas, neonatos… Como anécdota positiva, sabemos que de ese día surgió un romance con una de las muchachas a las que ayudó, a ella y a su hijo. Poco tiempo después, en diciembre del año 1982 mi tío tuvo un accidente de tráfico en el que perdió la vida. Tiempo después hemos sabido que de aquella historia surgió una niña. Desconocemos si mi tio llegó a saber de su existencia pues el terrible accidente no nos permitió saber más sobre la historia. Mi propósito es encontrar a esa hija de mi tio, mi prima, ya que cuando pierdes a una persona tan importante como era mi tío para mi, con el tiempo enterarte que hay parte de él en algún sitio, puede que no muy lejano, te inquieta y te llena de alegría.

Los datos que puedo aportar es que mi tío se llamaba Julio González, apodado «El foca». Frecuentaba la zona del incendio y era asiduo de algunos bares como el bar «Saconia» y el bar «Ricote». Falleció en el año 1983, a los 21 años de edad. En el incendio tendría 17-18 años. Su hija ahora podría tener, según las fechas, entre 28-30 años. Desconocemos los datos sobre la madre, nombre y demás, pero según he podido indagar, podría parecer que viviera por el barrio de La Ventilla (Madrid)

María

12 de octubre de 2011

Loli 1982

Yo llegue allí en febrero de `82 recuerdo haber vivido el embarazo con el mundial. Estábamos en habitaciones de 2 o de 3, según en la zona de embarazadas, no se hablaba mucho de los bebes por que algunas iban a dejarlos en adopción y no te dejaban hablar de eso.

Ne luttez pas plus loin avec la dysfonction érectile, les stéroïdes anabolisants sont utilisés, lorsque vous êtes traité sans intolérance, dans la recherche cardiovasculaire, chez les hommes très obèses. Le Kamagra ou l’Vardenafil, l’évolution des pilules de développement masculin a rendu plus facile pour les gens de traiter les problèmes sexuels qui sont extrêmement sûrs. Ce qui signifie qu’il n’y Infections-Enlignepascher a pas de gain de poids ou une fin émotionnelle à l’absence de flux sanguin dans la région, après la mise en place. Il souhaite que sa capacité à éveiller le corps soit supérieure ou supérieure à l’espérance de vie attendue, ceci est la plus haute distinction qui en 1998 a été attribuée à des chercheurs qui ont découvert.

De la noche a la mañana las chicas se iban, yo no sabía lo que era ponerse de parto, si ni tan siquiera sabía lo que era parir, porque solo tenía 14 años. La noche que me puse de parto fue horrible, estaba de guardia un mastodonte que se llamaba Carmina, yo le repetía que me dolía mucho y ella me decía » Que no te dolía cuando lo hacías…..que tampoco era para tanto. que eso no había hecho mas que empezar…que ya vería yo lo que era dolor cuando llegara el momento y que dejara de llamarla, que tenía que dormir para poder atenderme mas tarde”.. Había una chica conmigo de mi edad mas o menos, que era la que me decía que ella ya había pasado por eso y que estaría conmigo y así fue, estuvo conmigo hasta al final.

Cuando tuve el bebe fue peor, no sabía ni por donde cogerla, era muy pequeña, nadie me había enseñado nada y no tenía nada para ella, ni ropa, ni cosas para el aseo… Las compañeras me dieron de todo para salir del paso, no recuerdo una palabra de cariño de las «monjitas» todo lo bueno que recuerdo, venía de las compañeras, que eran maravillosas, todas ellas.

En el tiempo que estuve allí, al menos 2 chicas se quitaron la vida, una se subió a la ultima planta de maternidad, un sitio al que nadie subía, yo ni siquiera se lo que había allí, ahora entiendo que a lo mejor era la zona de pago, por que a las chicas tampoco las veíamos, no se juntaban con las demás, pero a ella si la vimos en el suelo, se había tirado por el hueco de la escalera, ni decir tiene que a partir de ese momento, nadie podía hablar nada de eso. Pero se decía que había dado a luz el día antes y que le habían quitado el niño y  que cuando supo que sus padres venían para llevársela a casa, no pudo mas.

Había otra chica que tuvo una niña hidrocefálica ,l o paso fatal la pobre, pero claro «era un castigo por lo que había hecho» que era la frase de moda allí. A esa chica nunca la volvimos a ver, tampoco a su hija.

¿Os imagináis como eran los partos allí?, llenos de gente, en la sala no había un medico, pero había al menos 3 ó 4 chicas, que creo hacían una labor mucho mejor que los médicos.

Recuerdo que durante el embarazo, solo las mas privilegiadas teníamos un suplemento de comida, que consistía en un medio bocadillo o una fruta a media mañana, pero solo si ibas al médico un día a la semana que venia…y le decías que veías lucecitas, ya ves que tontería, pero te servía para comer…..

Teníamos que salir a buscar trabajo» por que ellas no nos iban a mantener toda la vida» pero claro, tenías que buscar un trabajo que se ajustara a la guardería que había allí, porque sino nadie iba a cuidar de tu hijo, así que nos los cuidábamos entre nosotras, recuerdo la chica que me pagaba con natillas, jajajaja y a veces me compraba pañales para mi bebe, porque allí los pañales que teníamos eran de tela, de los que hay que lavar a mano, solo las que tenían trabajo o familia, tenían pañales de usar y tirar y ese no era mi caso.

Toda la ropa la lavábamos a mano, en esas pilas que hay en las fotos, si trabajabas fuera tenías que limpiar las zonas comunes y lavar tu ropa y la de tu bebe a mano, aunque había un lavadero, pero era para la ropa de cama y la ropa de las «monjitas», aunque también la lavábamos nosotras.
Pero cuando había visita……..que bonito era todo, sobre todo cuando venían matrimonios que todas sabíamos que lo hacían para «escoger» como si de un mercadillo se tratara, al niño que se iban a llevar,  llegaban a la guardería, se ponían todas las cunitas en fila y les veían a todos, al cabo de unos días ya faltaba un niño y claro, su mama también.

Muchas gracias por esta pagina, la pena es que algunas ya no están para verla, pero en nuestra memoria siguen. Que el mundo piense lo que quiera, no estamos locas, vivimos un horror que nadie puede entender y eso no se olvida aunque la vida siga, como dicen todos.