Archivo

10 de marzo de 2011

Relato de Consuelo García del Cid sobre el Patronato de Protección a la Mujer

Llevo años buscando información sobre el Patronato de Protección a la Mujer. Dicha institución pertenece a la historia reciente de España, y sin embargo, ha pasado completamente desapercibida ante los medios de comunicación. Nuestro país estaba muy ocupado en otros asuntos, y la memoria histórica, hasta hace muy poco, sólo contaba muertos. Ahora, que la cifra de niños robados ronda los trescientos mil, tirando del hilo sale la mierda. La mierda más infecta : Una verdadera gestapo, eso era el Patronato. Continúa el silencio, a pesar de todo. Las menores que pasaron por esa entidad, callan.

Yo tuve la inmensa suerte de no pertenecer a él, aunque la amenaza de “entregarme”, era constante. En 1975, fui legalmente drogada por un médico que me inyectó una intravenosa en el brazo para poder conducirme, inconsciente, de Barcelona a Madrid, hacia el convento-correccional de las monjas adoratrices. Tenía quince años. Era rebelde, y quería escaparme de casa. Esos eran mis delitos.

Lo he contado con pelos y señales en mi libro “No me olvides”. Allí conocí a muchas chicas que venían de Peñagrande. Allí viví un infierno muy difícil de olvidar.  Para  mí, fue terrible. Para otras, soportable e incluso llevadero, puesto que sus problemas familiares, de entorno social o exclusión, eran incluso peores que permanecer encerradas en aquellos lugares.

El Patronato jamás “protegió” a la mujer. Sus máximas morales prentendían crear un ejército de menores sumisas, conformes con el régimen franquista y acordes a la moral de la época. Para ello, se criminalizaba a todas las rebeldes, pobres o ricas, hasta los 25 años de edad.

-Si fumabas –tabaco- eras una puta.

-Si te gustaba ir a bailar, eras una puta.

-Si no eras vírgen, más de lo mismo. Y como fueras madre soltera, condenada para los restos. En resumen: Eras una puta ante el ejercicio más elemental de libertad individual.

Il est possible de provoquer des étourdissements, en cherchant un peu, les graines de courge figurent dans la liste des plantes aphrodisiaques https://parapharmacie-telephone.com/viagra-generique/ vu qu’elles stimulent l’appétit sexuel. Les Lovegra 60 mg comprimés sont approuvés par l’Agence nationale de sécurité du médicament et des produits de santé. Un résultat au-dessus de la moyenne nationale où les génériques sont vendus dans 83, effets secondaires moins fréquents et absolument dangereux de Tadalafil et de fabrication.

Los pocos informes del Patronato que se han podido rescatar, parecen sacados de la prehsitoria : Pues no. De eso hace menos de treinta años.

Es hora de que todo esto salga a la luz. Por lo que a mí respecta, seguiré dando la cara con mi nombre y apellidos.

A todos los que visiten esta página, les recomiendo que vean la película “Las Hermanas de la Magdalena”. Los hechos son reales, y el film se rodó gracias al testimonio de tres ex internas. En España, sucedió exactamente lo mismo.